Mobiliario polivalente

Ahora más que nunca hay que agudizar el ingenio para gestionar el distanciamiento en los entornos hoteleros y aprovechar el espacio disponible. Y es que se ha vuelto necesario aplicar una limitación de uso y controlar el aforo. De modo que hay que reubicar el mobiliario para garantizar la distancia social. Nos puede facilitar mucho esta labor el uso de soluciones fácilmente desplazables. Así, disponemos de colecciones como Bend y Noom, con una amplia oferta de tapizados con distintas opciones de limpieza. Incluso algunos ya de por sí antibacterianos. Otra manera de extremar la seguridad en estos espacios es el uso de fundas biodegradables o la limpieza tras cada uso de los asientos.

El distanciamiento en los entornos hoteleros

Pensamos que es adecuado apostar por mobiliario ergonómico de fácil limpieza como las sillas para colectividades Wing, Whass, Viva, Pleck y, como novedad, Noom 50. Todas ellas son aptas para exterior e interior, además de ser apilables o plegables, según los modelos. Y disponen de una amplia variedad de colores y acabados. Con materiales fáciles de desinfectar como el propileno y el poliuretano. Apenas ocupan espacio cuando no están en uso y están disponibles a un precio muy competitivo.
El mobiliario bien elegido puede ayudar mucho a cumplir con las medidas de distancia social. Optar por soluciones polivalentes que den dinamismo a la adaptación del diseño de los espacios. Instalar mamparas allí donde sea necesario. Son medidas que permitirán a hoteles y restaurantes funcionar de manera segura para la salud. Y siempre atendiendo a sus clientes y visitantes con la misma calidez y atención de siempre.

El distanciamiento en los entornos hoteleros