Vuelta a la vida social

Las mamparas en la hosteleria pueden resultar especialmente interesantes como elemento separador.
Estamos viviendo el cambio en las zonas comunes, en un momento en el que ya empieza a hablarse de una vuelta a la vida social. Aunque sea de forma reducida y muy controlada, esa “versatilidad” adoptada de forma impuesta por sectores como el sanitario, el doméstico o el laboral, llegue a espacios públicos como tiendas, bares, restaurantes y hoteles.
Cuando se habla de bares y restaurantes, es fundamental la redistribución del espacio que salvaguarde la seguridad de personal y clientes. Y es que todos deseamos tan esperada vuelta a la actividad, pero minimizando la incertidumbre que caracteriza la situación actual y la de los próximos meses. Se hace imprescindible optar por distribuciones y mobiliario fácilmente adaptables a cualquier situación y al aforo permitido.

Las mamparas en la hosteleria

Es conveniente insistir en soluciones tan comunes como las mamparas de protección. Han sido utilizadas estos últimos meses en hospitales para garantizar la seguridad de los pacientes o en mostradores de farmacias como elemento separador entre clientes y personal. Así, muchas empresas han empezado ya a instalarlas en sus oficinas. Ahora son una alternativa perfecta para las tiendas y hoteles que vuelven a abrir sus puertas. Son versátiles, estables, de fácil montaje y cómoda limpieza. Incluso incorporan, según los modelos, detalles decorativos visualmente agradables. Pero siempre garantizando la adecuada separación entre usuarios sin perder la interacción del contacto visual. Otra opción en esta línea son los paneles separadores móviles apoyados en el suelo. Combinan funcionalidad y estética y ayudan a reducir la propagación del virus. Aportan un diseño diferenciador y generan una mayor intimidad.
Hay que encontrar soluciones inteligentes que permitan aprovechar al máximo el espacio disponible y sacar el mayor partido a las zonas exteriores. Es imprescindible para que sectores como la restauración o la hostelería sigan siendo rentables.

Las mamparas en la hosteleria