ps_news_historia_pizarra

Desde que el hombre es hombre, se ha preocupado por transmitir sus conocimientos a sus semejantes y a futuras generaciones. Para ello ha recurrido a representaciones grabadas o escritas en diferentes superficies

Orígenes Quizá podamos enumerar como primera muestra de ello al hombre prehistórico con sus pinturas rupestres sobre las paredes de una cueva. Ya con las primeras civilizaciones del Oriente Medio tenemos la escritura cuneiforme, sobre tablillas de arcilla. De hecho, uno de los rasgos fundamentales que nos permiten considerar a un grupo humano como una civilización, es la capacidad de transmitir conocimientos por medio de la escritura por medio de un código determinado.

Un avance significativo en cuanto a los soportes para la escritura fue el papiro. De origen vegetal, en un principio utilizado por los egipcios. Tan apreciado era, que su elaboración quedaba bajo la supervisión real, y fue un material altamente apreciado en el comercio mediterráneo.

El cambio de la Edad Antigua por la Edad Media trajo consigo la sustitución del papiro por el pergamino. Este último, de origen animal, deriva su nombre de la ciudad mediterránea de Pérgamo.

Desde hacía unos siglos los chinos ya conocían el papel, introducido en Europa por los árabes, que, aunque coexistió con el papiro y el pergamino, terminó por imponerse hasta nuestros días.

Puede que hoy en día estemos ante uno de estos cambios históricos de soportes ante la llegada de la informática y los soportes de escritura digitales.

Sin embargo, dentro del ámbito escolar encontramos que los alumnos utilizaban unas tablillas individuales para escribir y reescribir la lección y ejercicios dictado por el profesor. Esas pequeñas tablillas eran de pizarra. Sí, de pizarra natural, tal cual la podemos encontrar en la Naturaleza.

La pizarra es una roca sedimentaria perteneciente al grupo de los silicatos. Compuesta de cuarzo, micas, arcilla, y feldespatos. Al presentar una gran dureza y su brillo ser opaco, es idónea para la utilizarla como base para la escritura.

Las primeras pizarras tenían un uso individual. El tamaño de las mismas estaba condicionado por el material que les daba forma, ya que eran de auténtica pizarra, y ello condicionaba su limitado tamaño.

]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Bravo S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Activa NT.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.